Un nuevo hito es alcanzado en el mundo de los ultra gráficos, Cyberpunk 2077 Overdrive

Por fin ha salido la esperada actualización Overdrive para el Cyberpunk 2077. Esta actualización pone sobre la mesa el Pathtracing completo para sobreescribir la anterior implementación de raytracing (RTX) que ya ofrecía el juego. La diferencia frente al modo RTX normal radica en que ahora todas las fuentes de luz serán trazadas por rayos, no queda ni un cartel, ni un barril en llamas que esté falsificado con un pixel shader.

En redacción tenemos una 4090, resultados en el vídeo de arriba

La pega está en los requisitos mínimos: El modo Cyberpunk 2077 Overdrive requiere como mínimo una 3090 o una 4070Ti. Pero ni siquiera eso es halagador para su “optimización“, puesto que incluso la magnífica 4090 saca una media de 35-40 fps en el modo normal. Por suerte, Nvidia y CD Projekt Red se anticiparon a esto y corrigieron el abominable framerate con sus tecnologías DLSS. En concreto, Cyberpunk 2077 (incluso antes de la actualización Overdrive) cuenta con el poder del DLSS 3.0 y su innovadora tecnología de generación de frames. Con DLSS activado en “calidad” y generación de frames, el framerate de nuestra 4090 conseguía estar por encima de los 200 fps constantemente, bajando a unos 120 fps en situaciones de extrema saturación.

Si bien el juego se ve bien sin RTX,
Cyberpunk 2077 Overdrive se ve de lujo con su pathtracing completo

Ahora bien, esta tecnología, como decimos en el vídeo, no es el típico “RTX On vs RTX Off” donde las diferencias saltan a la vista al instante. Muchas veces hay que saber qué se está buscando para apreciar diferencias concretas que se vean al instante. Esta vez la diferencia es mucho más sutil, la gracia está en eliminar el infame “uncanny valley” y asemejar la imagen entera al fotorrealismo.

Aquí se puede observar como la luz tiñe el hormigón de la derecha en Cyberpunk 2077 Overdrive

El pathtracing funciona generando un sinfín de fotones virtuales desde el punto de vista de la cámara y esparciéndolos por la escena para buscar su punto de origen, esto crea toda una variedad de efectos chulos: sangrado de luz de una superficie muy refractante a otra, oclusión ambiental muy natural, reflejos híper realistas…

Esto puede cambiar la industria

El pathtracing en sí no es una tecnología nueva, de hecho el Metro Exodus Enhanced Edition ya tenía una implementación de RTX tan avanzada que era virtualmente indistinguible de este Cyberpunk 2077 Overdrive. El problema era que no contábamos con capacidad de hardware suficiente como para mover juegos así a framerate realmente jugable. El tema es que, a medida que Nvidia siga invirtiendo en esta tecnología y continúe avanzando con su investigación IA para mejorar el rendimiento de los RT Cores de sus gráficas, llegará el momento en el cual podremos tener una gráfica de gama media capaz de mover este tipo de títulos. Esto implica sobre todo un enorme ahorro de costes para los desarrolladores de juegos, ya que la implementación del pathtracing permite prescindir de todo tipo de trabajo en iluminar artificialmente cada escena singularmente. El tiempo dirá si llegará la hora en la cual RTX se haga un requisito mínimo más como las gráficas con soporte para el DirectX más moderno o la versión X de PixelShader.

El mayor miedo de la gente es que este parche, que habrá costado algo de trabajo, beneficiará a muy poca gente mientras el famoso DLC de historia Phantom Liberty sigue sin fecha de lanzamiento y con rumores de un nuevo retraso. Se ha llegado a leer incluso crítica a que esto “hará que el juego vaya peor para todos”, lo cual evidentemente no es cierto, Cyberpunk 2077 Overdrive es solo una opción gráfica más que podemos desactivar. Solo nos queda esperar para ver qué rumbo post lanzamiento toma el juego, pero desde luego ya es mejor de lo que esperaba mucha gente..

0 0 votes
Article Rating